4 razones psicológicas por las que muchos no dejan de jugar Pokémon Go

La facilidad para jugarlo y el sentimiento de recompensa que brinda son algunas de las razones psicológicas por las que el juego móvil es adictivo.
La facilidad para jugarlo y el sentimiento de recompensa que brinda son algunas de las razones psicológicas por las que el juego móvil es adictivo.
 La facilidad para jugarlo y el sentimiento de recompensa que brinda son algunas de las razones psicológicas por las que el juego móvil es adictivo.  (Foto: Carlos Fernández de Lara Soria)

La dinámica de cazar pokemones ha conseguido que el estudio independiente Niantic, alcance un valor de mercado de 3,600 millones de dólares, y que la aplicación se haya descargado más de 100 millones de veces, convirtiéndola en el juego más exitoso en la tienda de apps de Apple y Google en los últimos años. Pero, ¿qué es lo que hace que los aspirantes a “maestros Pokémon” se mantengan con los ojos en la pantalla? De acuerdo con el psicólogo de la Universidad de Warwick, Thomas Hills, existen cuatro principios de la psique del ser humano que este juego es capaz de activar y desencadenar en una suerte de adicción. 1. Novedad Más que el juego por sí mismo, Hills advierte que lo que engancha a los jugadores es el formato de realidad aumentada en el que se desarrolla Pokémon Go. “Ninguna otra compañía había logrado, con éxito, ofrecer un juego en realidad aumentada”, dijo el psicólogo.

Si bien la tecnología no es nueva, y el mismo Niantic desarrolló el juego Ingress sobre la misma tecnología en 2014, hasta entonces, la penetración de smartphones, de acceso a servicios de datos de Internet e incluso la efectividad de los teléfonos inteligentes no eran tan estables como para ofrecer una óptima experiencia en realidad aumentada, como ahora. Hills añade que además de lo novedoso de la tecnología, otro aspecto de esto son las recompensas en tiempo real y el recibir una nueva, cada que se atrapa un Pokémon.

2. Es social La interacción con otras personas es uno de los principios básicos del ser humano y ya que el juego requiere de salir a la calle a buscar los pequeños monstruos, en ocasiones en grupos, Hills advierte que eso apela a la necesidad social además de instar a que otras personas descarguen también el juego. “Hacemos muchas cosas sólo porque otras personas también lo hacen o hacemos las cosas porque las podemos hacer en compañía de otras personas”, dijo el académico.

3. Atención para dispersos En promedio el tiempo que las personas esperan por tener una recompensa en un juego es de ocho segundos, de acuerdo con un estudio realizado por Microsoft en Inglaterra en 2015. La facilidad de uso de Pokémon Go hace que el ritmo entre la búsqueda y la recompensa se haga constante para mantener entretenida y atenta a la persona un periodos prolongados de tiempo. “Si la recompensa llega muy lento vas a empezar a buscar en otro lado y si es muy a prisa, el individuo, se siente saturado”, dijo Hills. “Una de las cosas que ayuda a mantener la atención en este juego es que el escenario es dinámico. Si te mueves de lugar cambian los Pokemones y el tiempo de recompensa cambia también, por lo que la velocidad de recompensa se ajusta al tiempo de cada persona”, agregó.

4. Es universal El modo de juego móvil y por recompensas es una tendencia universal y capaz de traspasar tanto barreras de edad, como de nacionalidad, sexo y cultural, lo que convierte a Pokémon Go en una pieza de entretenimiento cuyos elementos pueden ser exitosos a largo plazo. “Es nuevo por ahora, pero si el juego evoluciona, al igual que sus personajes, seguirá atrapando la imaginación de las personas”, dijo Hills.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas