Estrella de Internet en Pakistán es asesinada por su hermano

Qandeel Baloch, considerada la Kim Kardashian de su país, fue asesinada el viernes por su hermano en lo que las autoridades llaman un &#39crimen de honor&#39.
Qandeel Baloch, considerada la Kim Kardashian de su país, fue asesinada el viernes por su hermano en lo que las autoridades llaman un &#39crimen de honor&#39.
 Qandeel Baloch, considerada la Kim Kardashian de su país, fue asesinada el viernes por su hermano en lo que las autoridades llaman un &#39crimen de honor&#39.  (Foto: Facebook)

La estrella de redes sociales en Pakistán, Qandeel Baloch, fue asesinada a tiros este viernes por su hermano, Waseem Azeem, en lo que se ha considerado por las autoridades como un 'crimen de honor' en la provincia de Punjab.

Según medios internacionales, fue el papá de la víctima, Muhammad Azeem, quien informó a la autoridades sobre el delito cometido por su hijo, quien aseguró cometió el crimen debido a las "fotos que su hermana estaba publicando en Internet".

Después de que se diera la noticia sobre la muerte de la joven de 26 años, y quien era considerada la Kim Kardashian de Pakistán, Waseem se intentó dar a la fuga pero fue atrapado por las autoridades. Horas después rindió su declaración en una rueda de prensa, en la que aseguró haberla "matado por honor" y que no se arrepentía de lo que hizo.


La joven luchaba contra el sistema y tenía 26 años de edad al momento de su muerte.
 La joven luchaba contra el sistema y tenía 26 años de edad al momento de su muerte.  (Foto: Facebook)

A diferencia de Kim, Qandeel utilizaba su cuerpo para hacer movimiento social en su país, y promover la libre expresión de mujeres. Sin embargo, últimamente sus mensajes eran cada vez más fuertes y políticos, lo quedespertó la ira de su hermano.

En su último post en Facebook antes de morir, la estrella de Internet escribió: "Estoy tratando de cambiar el típico pensamiento ortodoxo de la gente que no quiere salir de su caparazón de falsas prácticas y creencias".

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas