6 señales que indican que estás utilizando el traje de baño equivocado

Ir a comprar trajes de baño es tan complicado como comprar jeans. Parecería que no importa en que tantos lugares busques, nunca vas a encontrar el traje que te quede perfecto. ¡Pero sí!
Ir a comprar trajes de baño es tan complicado como comprar jeans. Parecería que no importa en que tantos lugares busques, nunca vas a encontrar el traje que te quede perfecto. ¡Pero sí!
 Ir a comprar trajes de baño es tan complicado como comprar jeans. Parecería que no importa en que tantos lugares busques, nunca vas a encontrar el traje que te quede perfecto. ¡Pero sí!  (Foto: Instagram/Aerie)

Gracias a que todas tenemos cuerpos totalmente diferentes, el comprar un traje de baño se vuelve una tarea sumamente complicada y puede costarte un poquito más conseguir verte como quieres. Estas son algunas señales de que, aunque el traje que te compraste esté espectacular, no es para ti.

1. Es incómodo


-
 -  (Foto: Instagram/Aerie)

El tamaño del traje debe de ser una de las primeras cosas a considerar. Si te la pasas acomodando la parte de atrás, la parte de arriba, que si de un lado se te sale o no, ya lo sabes. Te queda mal. El chiste de un traje de baño es que te haga sentir cómoda y si tienes que pasar demasiado tiempo re-acomodándolo, definitivamente es una señal de que tienes que buscar el siguiente.

2. No hay el soporte que se necesita


-
 -  (Foto: Instagram/Kimera)

Al igual que en otras situaciones, el soporte para tus boobs es esencial. Si te sientes incómoda y floja, debes buscar algún traje que tenga barilla para que logres detener todo. Aunque te encante el bikini con bra en forma de triángulo, reconsidéralo si tienes boobies muy grandes. Funciona perfecto y es muy cómodo.

3. Los tirantes te aprietan demasiado, o se caen


-
 -  (Foto: Instagram/Kimera)

Esto significa, o que la pieza es muy pequeña o muy grande para ti. Que horror tener que estar levantando los tirantes a cada rato, intenta que esto sea un aspecto a considerar en tu siguiente compra. Por otro lado, si se te están encajando los tirantes y después de muy poco tiempo te dejan unas marcas de horror, debes cambiarlo, nadie tiene tiempo de tener hombros tensos.

4. Te irrita demasiado la piel

La tela puede estar espectacular y sabes que ninguna otra persona va a tenerla este verano. Si ya sabes que tienes la piel sensible y estás experimentando irritaciones, picazón, erupción o cualquier otra cosa, es una señal de que debes de buscar el material que funcione. Absolutamente nadie es fan de estar en la alberca o en la plaza con picazón y aparte toda irritada.

5. La cinta del top se te sube


-
 -  (Foto: Instagram/Aerie)

Aunque no lo creas, esto es muy incómodo y es una señal de que tu bra está chiquito, si sientes la cinta floja, podría ser lo contrario. Te recomendamos visitar una tienda que sea especialista en trajes de baño y te puedan ayudar a conocer tu talla exacta, de esta manera evitarás molestias.

6. Te lastima el cuello


-
 -  (Foto: Instagram/Aerie)

Aunque esto es más especifico para bikinis halter, se trata de forzar la parque que se amarra al cuello, si te deja marca hay de dos: o lo estás apretando demasiado o te queda pequeño. Al principio puedes sentir el traje perfecto, pero con el paso de las horas esto puede pasar a un dolor real. Si es así, es momento de un cambio.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas