¡Temporada de rebajas! 8 tips para sobrevivir a ellas

¡Comprar es todo un arte y en rebajas más! Te dejamos estos ocho consejos para que sobrevivas en esta época y puedas disfrutas al máximo tus compras.
¡Comprar es todo un arte y en rebajas más! Te dejamos estos ocho consejos para que sobrevivas en esta época y puedas disfrutas al máximo tus compras.
 ¡Comprar es todo un arte y en rebajas más! Te dejamos estos ocho consejos para que sobrevivas en esta época y puedas disfrutas al máximo tus compras.

Okay, todas amamos las rebajas, es esa época en la que podemos comprar las esas cosas que nos gustan pero mucho más baratas. Entre más barato esté, más cosas podemos comprar. ¿A qué mujer no vuelve loca esta idea? Lo que nadie te dice es lo que debes de analizar muy bien antes de comprar.

1. Piensa en lo que necesitas primero

Esto es súper importante, todas corremos como locas por esa blusa de Zara que no podemos sacarnos de la cabeza, pero seamos sinceras, ¿realmente la necesitas? No esta mal que nos compremos algunos gustitos, pero tenemos que recordar que primero están las necesidades. Seguro llevas meses diciendo "estos pantalones quedarían con una camisa blanca" o "a esta falda le quedaría perfecto una camisa blanca", bueno, si ya sabes que eso es lo que necesitas para complementar muchos outfits que tienes en mente, la respuesta es obvia, necesitas la camisa blanca. Sabemos que las rebajas nos vuelven locas, pero respira hondo y haz una lista con lo que necesitas. Una vez que tengas todo eso, puedes comenzar a buscar estilos y cosas nuevas que te encantarían en tu closet.

2. Compra en línea Si ya fuiste a tus tiendas a echar un ojito, si eres cliente frecuente y ya conoces bien las tallas, esta es la opción perfecta. Lo único feo de las rebajas son las colas, el desastre y el típico "lo que ves es todo lo que nos queda". ¡Ay no! Comprar en línea es un alivio enorme, puedes revisar cada cosa con calma, ver las tallas disponibles, poner en tu carrito todo lo que te gusta, revisarlo, pensar bien si sí te lo llevas. ¡Todo esta a tu alcance! Seguramente te ha pasado que ves algo en la página y cuando llegas a la tienda te responden con el típico "todavía no nos llega" o "lo que aparece en la página muchas veces no lo tenemos", nombre, puedes olvidarte de todas estas respuestas con un sólo click. Los accesorios que tanto buscas, ahí estarán. Comprar en línea tienes sus pros y contras, pero en época de rebajas definitivamente es la mejor alternativa. Al final si no te queda o no te gusta, también puedes regresarlo. ¡Sencillo!

3. Ir con buena compañía No lleves a tu papá, a tu novio o a alguien que nada más no le gusta este asunto. Aunque sabemos que hay algunos hombres que se vuelven locos con el shopping, recuerda que ellos lo hacen de manera muy diferente, simplemente saben a lo que van, nosotras no tanto y la verdad no es tan sencillo. Así que ve con alguien que aguante, que también vaya a comprar y que esté dispuesta a una búsqueda exhaustiva de la pieza de la temporada y a formarse por horas si es necesario. Tu mejor amiga, mamá, hermana, puede ser una buena alternativa. Seguro que aparte de pasar un buen rato, ellas se enamorarán de algo y te recomendarán qué llevarte y qué no, y obvio te van a decir lo que se te ve bien y lo que de plano no.

4. Prendas de calidad Aunque nos encanta ver esta etiqueta roja con el precio final, piénsalo dos veces, muchas veces vale más invertir un poco más de tu presupuesto en algo que sea duradero en vez de algo que seguro en la primera lavada ya tiene un hoyo. No te dejes llevar, recuerda que a veces "lo barato sale caro". Respira hondo, vuelve a tu lista y analiza si realmente te durará.

5. Saca la ropa que no necesites

Nunca está de más sacar la ropa que de verdad NO necesitamos más, ropa que no nos ponemos NUNCA y cosas que ya están viejas y no sirven. La ropa que está en buen estado puedes donarla a alguna fundación o persona que conozcas, y la que ya esté muy fea, mejor tírala, no está nada padre que te donen cosas rotas y en mal estado. Cuando saques la ropa que ya no usas, te podrás dar cuenta de qué es lo que te hace realmente falta.

6. Respetaste tu presupuesto y te sobró Perfecto, lo hiciste excelente. No tienes que regresar por más cosas, no te vuelvas loca y te gastes eso, es mucho mejor que lo ahorres para la siguiente ves que quieras comprar o para esa cosa que te quieres comprar y llevas tanto tiempo ahorrando. ¡Junta, junta todo lo que puedas! Vas a ver que aunque sea poquito, si lo haces muchas veces notarás un cambio gigante y te sentirás orgullosa de lo que hiciste. ¡Si se puede!

7. Guarda TODOS los tickets Sí, aunque seas fanática de tirarlos por que ocupan demasiado espacio en tu cartera, NO lo hagas, está prohibido. ¿Qué pasa si la prenda al final viene defectuosa? o simplemente ya no te gustó y la quieres regresar. Si no tienes el ticket, no te lo cambian, regresan, aunque insistas. Así que organízate y acomoda todas las notas para evitar cualquier problema.

8. Vuelve a ver todo lo que compraste ¿Qué mujer no llega a su casa después de un día intenso de shopping y saca todo para admirarlo? Sí, aunque a los hombres les suene como que somos unas locas compradoras, es cierto. Nos encanta el sentimiento de llegar a tu casa y poder ver y probarte todo lo que compraste. Si no estás tan cansada, te apuesto que vas a empezar a sacar las cosas con las que combinan tus nuevos trapitos.

¡Ahora si!

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas