Ponen en renta la recámara de la infancia de Lady Di, ¿dormirías allí?

El hermano de la princesa ha decidido recaudar fondos para una organización benéfica poniendo la habitación de su infancia a disposición del público.
El hermano de la princesa ha decidido recaudar fondos para una organización benéfica poniendo la habitación de su infancia a disposición del público.
 El hermano de la princesa ha decidido recaudar fondos para una organización benéfica poniendo la habitación de su infancia a disposición del público.  (Foto: Getty Images)

El hermano de la fallecida Diana de Gales, Charles Spencer, y su mujer Karen han encontrado una original fuente de ingresos para contribuir a la financiación de la organización benéfica 'Whole Child International' con la que colaboran habitualmente: alquilar la habitación que solía ocupar la princesa en la mansión donde vivió buena parte de su infancia -situada en el complejo Althorp propiedad de la familia Spencer- para que sus admiradores puedan pasar ahí el fin de semana.

Sin embargo, aquellos que quieran satisfacer su curiosidad y conocer en profundidad uno de los espacios más íntimos de la que fuera esposa del príncipe Carlos tendrán que realizar un desembolso económico de grandes dimensiones. Tanto es así, que los precios de la estancia oscilan entre los 40 mil dólares que deberá pagar una pareja, hasta los 250 mil dólares que deberán abonar los grupos de hasta 18 personas que quieran alojarse allí y disfrutar además de otras comodidades adicionales.

La cuñada de la fallecida Diana de Gales no ha dudado en hablar públicamente sobre la iniciativa para subrayar que la propiedad y los terrenos de la familia Spencer deben cumplir una importante función social, para que así dejen de estar asociados únicamente a los privilegios de los que disfruta buena parte de la aristocracia británica. "Siempre hemos considerado que la casa es un bien común, que no debe servir de bastión o fortaleza de los más afortunados, sino servir a todos aquellos por los que Diana y nosotros nos preocupamos", aseguró Karen en una entrevista concedida al canal estadounidense NBC.

Un año después del trágico accidente que acabó con la vida de Diana en 1997, la mansión de los Spencer -situada en el condado de Northamptonshire, Inglaterra- abrió al público para que los ciudadanos británicos pudieran rendir tributo a la princesa y descubrir algunos detalles de su tranquila infancia en la lujosa propiedad familiar, que cuenta con 30 habitaciones, varios comedores y salones de baile destinados a acoger exclusivos eventos sociales.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas