8 señales que delatan tu obsesión por tu smarthphone

Tal vez alguien ya te lo ha dicho, o al menos insinuado en algún momento pero tú consideras que no es para tanto. Lee esta lista y comprueba si tienen o no razón (¿o en el fondo sabes que sí?)
Tal vez alguien ya te lo ha dicho, o al menos insinuado en algún momento pero tú consideras que no es para tanto. Lee esta lista y comprueba si tienen o no razón (¿o en el fondo sabes que sí?)
 Tal vez alguien ya te lo ha dicho, o al menos insinuado en algún momento pero tú consideras que no es para tanto. Lee esta lista y comprueba si tienen o no razón (¿o en el fondo sabes que sí?)

1. Prefieres tenerlo en la mano que dentro de tu bolsa

Aunque lleves una bolsa de mano con suficiente espacio, prefieres llevar tu celular en la mano, en la bolsa del pantalón o en tu blazer, así estarás alerta en todo momento por si recibes una llamada o una notificación (aunque sabes que subiendo todo el volumen y con la vibración, te darías cuenta incluso llevándolo en la bolsa).

2. No te imaginas tu vida sin él, ni siquiera un día

Frases como “no tendría despertador”, “no podría ver la hora”, “no sabría el clima”, “me perdería sin los mapas”… son las razones más comunes por las que juras que no podrías estar un solo día sin él.

3. Tienes que cargarlo más de una vez al día

Debido al gran uso que le das, puedes acabarte la batería hasta tres o cuatro veces en un solo día. Por ello, debes llevar tu cargador a donde sea que vayas, y ya estás súper acostumbrada a pedir que te lo pongan a cargar por unos minutos en lugares públicos como restaurantes o tiendas.

via GIPHY

4. Revisas tu teléfono constantemente

Aunque no suene ni de ninguna señal, lo revisas con frecuencia para saber si no tienes un nuevo mensaje o novedad en redes sociales.

5. Forma parte del principio y al final de tu día

Lo último que ves antes de dormir, y lo primero al despertar es tu celular. Tal vez te hayas dado cuenta que este hábito te causa algo de insomnio o lastima tus ojos al verlo en la oscuridad, pero no te importa, y te aseguras de dejarlo a la mano por si tienes necesidad de usarlo en la madrugada. Y al abrir los ojos por la mañana, revisas qué hay de nuevo en las redes sociales.

via GIPHY

6. Tienes todos tus viajes y experiencias documentados en fotos

La comida con tus amigas, la graduación de tu hermano, el viaje que hiciste con tu novio, la reunión familiar, el festival de tu hijo… tienes decenas de fotos de cada una de las experiencias fuera de tu rutina, y por supuesto que también están perfectamente documentadas en tus redes sociales.

7. Has llegado a pelear por defender tu hábito

En más de una ocasión, tu smartphone ha sido la causa de una pelea con algún miembro de tu familia o amigo, ya sea porque les molesta que no lo dejes de usar durante la hora de la comida, por usarlo mientras manejas, por que solo hablas de lo que ves en las redes sociales…

8. Tienes una app para absolutamente todo

Para elegir tu outfit, para ver el pronóstico del clima, cocinar, hacer ejercicio, leer, entretener a tus hijos, maquillarte… tienes cientos de apps para todas tus actividades cotidianas, y las usas todas con frecuencia.

via GIPHY

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas