¿Se puede favorecer la buena suerte?

“Aunque no lo creas, tu puedes decidir tener buena estrella o estrellarte.” Descubre a que se refiere Silvia Olmedo con esta frase.
“Aunque no lo creas, tu puedes decidir tener buena estrella o estrellarte.” Descubre a que se refiere Silvia Olmedo con esta frase.
 “Aunque no lo creas, tu puedes decidir tener buena estrella o estrellarte.” Descubre a que se refiere Silvia Olmedo con esta frase.

A lo largo de nuestra vida, la mayoría vamos a enfrentar acontecimientos desafortunados y afortunados que no dependen de nosotros. Pero ¿Sabías que puedes también favorecer la buena suerte? Según el psicólogo Richard Wiseman, nuestra forma de pensar es la que hace, en la mayoría de los casos, que tengamos buena o mala suerte. Si sientes que eres una persona con suerte, la probabilidad de que tengas buena suerte será alta. Lo mismo sucede al contrario. En muchas ocasiones la suerte no es algo que te pasa, es algo que tú creas.

La clave de las personas que sienten que tienen buena suerte es que piensan que la van a tener y están motivadas a crear su propia buena suerte trabajando duro e intentando mucho más las cosas que aquellas personas que sienten que no tienen suerte. Minimizan los eventos desafortunados y siguen pensando y trabajando positivamente, creando así nuevas oportunidades hasta que en alguna de ellas, resultarán beneficiados.

Entonces, si tengo una amiga que me dice que siempre tiene mala suerte,¿puede que ella sola la esté atrayendo?. La respuesta es sí, aquellas personas que dicen tener siempre con mala suerte tienden a resaltar los eventos desafortunados y a desmotivarse. Dejan de intentar las cosas pensando que todo depende del destino y nada de ellos mismos.

Notas relacionadas:

Por otra parte hay grandes catástrofes, accidentes y enfermedades que no dependen de nosotros. En estos casos, lo mejor que se puede hacer es superar la situación o intentar salir de ella de la manera más constructiva posible. Buscar razones del "por qué a mí " solo ayuda a hundirse más. No hay nada más desalentador que ante un evento desastroso alguien te diga por algo pasan las cosas. Ese "por algo", hace pensar al que lo escucha que merece la desgracia. Siempre es mejor sustituirlo por un "de todas las experiencias podemos aprender y volvernos mejor personas."

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas