¿El trabajo puede afectar tu fertilidad?

Más allá del mal humor, el cansancio y los dolores de cabeza que puede causarte el estrés laboral, tu plan de vida a largo plazo y tu descendencia, también corren peligro. Descubre porqué.
Más allá del mal humor, el cansancio y los dolores de cabeza que puede causarte el estrés laboral, tu plan de vida a largo plazo y tu descendencia, también corren peligro. Descubre porqué.
 Más allá del mal humor, el cansancio y los dolores de cabeza que puede causarte el estrés laboral, tu plan de vida a largo plazo y tu descendencia, también corren peligro. Descubre porqué.

Tenerlo "todo" en la vida es algo relativo, ya que ese todo se compone de diferentes factores entre los que principalmente se encuentran una familia, dinero, amor, éxito laboral y felicidad. Pero el hecho de no poder formar una familia debido a la infertilidad, puede rápidamente convertirse en la parte más importante de la vida de una pareja y una de sus causas puede ser la vida laboral, según un estudio.

El estudio fue elaborado por el Departamento de Salud Pública de la Universidad de Harvard, y dirigido por la doctora Audrey J. Gaskins, quién concluyó que la cantidad de horas laborales de una mujer, puede influir directamente a su capacidad de convertirse en madre.

Esta información surge después de analizar los datos de casi 2,000 mujeres en sus treintas, las cuáles tenían trabajos completamente diferentes pero todas intentaban quedar embarazadas. El estudio arrojó que a aquellas que trabajaban más de 40 horas por semana -o sea más de 8 al día- les había costado más trabajo quedar embarazadas que aquellas que trabajan entre 20 y 40 horas por semana.

También es bien sabido que existen ciertos ambientes y sustancias en algunos trabajos que pueden causar infertilidad, por ejemplo, estar en cercanía con instrumentos que emitan radiaciónes, manipular algunas sustancias químicas, estar en constante exposición al calor o incluso llevar una vida laboral sedentaria.

Notas relacionadas:

Otro estudio elaborado en el Centro Médico Judío de Long Island, y dirigido por la jefa de obstetricia y ginecología, Jill Rabin, halló una preocupante relación entre el hecho de trabajar en turnos alternos y la infertilidad. El estudio demostró que aquellas mujeres que alternaban entre turnos matutinos y vespertinos, tenían 80% más probabilidad de padecer problemas de fertilidad; además, aquellas que trabajan en turnos nocturnos tenían mayor posibilidad de perder a sus bebés durante el embarazo.

Recuerda de la importancia que tu estilo de vida tiene en el funcionamiento de tu cuerpo, y sigue al pie de la letra los consejos que tu médico te de.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas