10 cosas que extrañamos de ser niños

Como todo en esta vida, crecer también tiene sus pros y contras. Por eso, hicimos un recuento de todas esas cosas que extrañamos de la infancia y que nos hacen querer volver a ser niños.
Como todo en esta vida, crecer también tiene sus pros y contras. Por eso, hicimos un recuento de todas esas cosas que extrañamos de la infancia y que nos hacen querer volver a  ser niños.
 Como todo en esta vida, crecer también tiene sus pros y contras. Por eso, hicimos un recuento de todas esas cosas que extrañamos de la infancia y que nos hacen querer volver a ser niños.
¿Así te sientes después de haber tenido un arranque de comida?
 ¿Así te sientes después de haber tenido un arranque de comida?  (Foto: Pinterest)

1. Comer y no engordar

Estamos seguros que más de una disfrutó de un rápido metabolismo que le permitía comer una torta, dos papas, un chocolate y un Boing durante el recreo, ¡y seguía con el abdomen plano! Sin embargo, hoy en día es imposible evitar el remordimiento y sentir las consecuencias en la talla de tus jeans.

2. Las responsabilidades

¿Tus mayores preocupaciones eran la fila de la tiendita, no acabar la tarea y que alguien dijera "1,2,3 por mi y por todos mis amigos"? Si estás leyendo esto probablemente ya te habrás dado cuenta que la vida es más complicada y en repetidas ocasiones le has rogado a Dios que regrese el tiempo y te convierta en niño.

3. Santa Claus

Porque las Navidades dejaron de ser iguales desde que no ponemos Oreos frente al árbol. Ahora nos despertamos a las 12 pm por la cruda de la cena y no tenemos a quién hacerle cartas de todo lo que queremos, sólo tenemos una cosa que decir: extrañamos inventarle a nuestros amigos que habíamos visto a Santa dejando nuestros regalos a media noche.


Los hielocos fueron un must en la infancia de cualquiera
 Los hielocos fueron un must en la infancia de cualquiera  (Foto: Pinterest)

4. Los "hielocos" y llenar el álbum del mundial

Aunque muchos siguen llenando el álbum del mundial y sustituyeron los "hielocos" por los tazos, ¡no puedes negar que extrañas dedicarte a cambiar estampas repetidas y los hielocos que ya tenías!

5. Jugar en la privada

Juntarte con todos los vecinos de tu privada y jugar policías y ladrones, las traes, escondidillas, 1, 2, 3 calabaza, a los coches (con tu bici), aventarte de la avalancha o simplemente andar en patines, ¡era lo máximo! Ahora, no tienes ni tiempo para acabar el capítulo de la serie que estás viendo en Netflix.

6. No existen las crudas

Aunque resulta divertido salir con tus amigos y tomar Gin's de más, las crudas cada vez son de mayor gravedad. En cambio, los niños ni siquiera saben el significado de esta palabra y su mayor preocupación a la hora de escoger lo que van a tomar es que, todavía quede una codiciada chaparrita de mandarina.


Unos de tus canales favoritos
 Unos de tus canales favoritos  (Foto: Pinterest)

7. Las caricaturas

Hey Arnold!, Lizzie McGuire, Zack y Cody, Las chicas súper poderosas, Sabrina la bruja adolecente, El laboratorio de Dexter, Catdog, Rocketpower, Rugrats, Los Thornberrys, Las tres mellizas, Los Picapiedra, Johnny Bravo y Los Supersónicos, por mencionar algunas.

8. Las vacaciones

Seriously, dos días de Semana Santa jamás se compararán con las dos semanas de vacaciones que nos daban en la escuela.

9. No saber el verdadero significado del dinero

¿Te daban $200 pesos y te sentías el más millonario del mundo? Nosotros también. Sin embargo, hoy en día sabemos que a esa cantidad de dinero le faltan cuatro ceros para darnos esa ilusión y paz mental.

10. El día de la kermés de tu escuela

Ir vestido sin uniforme a la escuela era realmente emocionante y pensar en las espiropapas, ¡más! Ver convertida tu escuela en una mini ciudad ¡Era lo máximo! Y ser la amiga que más anillos del puesto del registro civil tenía era todo un logro. Además, era el único día, fuera de las fiestas de tus amigos en "La Ciudad de los niños", en el que te sentías todo un adulto.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas