Ella es Audrey Nethery: ¡Seguro has compartido uno de sus videos!

Esta niña de cuatro años es una sensación en redes sociales gracias a su talento para cantar y bailar, y de muestra que su enfermedad no es un impedimento para vivir feliz.
Esta niña de cuatro años es una sensación en redes sociales gracias a su talento para cantar y bailar, y de muestra que su enfermedad no es un impedimento para vivir feliz.
 Esta niña de cuatro años es una sensación en redes sociales gracias a su talento para cantar y bailar, y de muestra que su enfermedad no es un impedimento para vivir feliz.

Redes sociales se puede convertir en un trampolín a la fama, y esto es lo que le sucedió a Audrey Nethery, una niña de 6 años que, a pesar de sufrir una extraña enfermedad en la sangre, no pierde las ganas de vivir y lo demuestra día a día.

Seguro al ver una de sus fotos o videos la identificas perfectamente, pero no conoces su historia. Sí, la niña que has visto por todos lados en Facebook, Twitter, Instagram y hasta WhatsApp es un ejemplo de lucha y representa un mensaje de superación para todo mundo pero, ¿por qué lo decimos?


Audrey sufre de Anemia de Diamond-Black por lo que tiene que recibir transfusiones de sangre.
 Audrey sufre de Anemia de Diamond-Black por lo que tiene que recibir transfusiones de sangre.  (Foto: Facebook)

Audrey sufre de Anemia de Diamond-Blackfan, un trastorno sanguíneo muy extraño que causa deficiencias en el desarrollo de quienes la padecen. Esta enfermedad provoca que la médula ósea no produzca suficientes glóbulos rojos para transportar el oxígeno, por lo que quienes la padecen deben recibir constantes transfusiones de sangre y consumir esteroides para estimular el proceso de oxigenación.

Sin embargo, esta enfermedad no ha podido amedrentar el ánimo de Audrey, quien lo demuestra en los videos que sus papás, Scott y Julie Nethery, publican en Youtube y su página de Facebook (la cual ya tiene más de 1 millón de likes) y con los que esperan demostrar que su hija vive una vida normal a pesar de su condición, así como darle notoriedad a esta enfermedad que aún no tiene cura.

Clases de zumba y largas sesiones de karaoke son lo que hacen más feliz a Audrey, quien se nota lleva el talento, literalmente, en la sangre.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas