Booty talk! Lo que tus pompas dicen de tu salud

Un estudio encontró que la forma del booty podría ser clave para tu alimentación y bienestar… ¿Será?
Un estudio encontró que la forma del booty podría ser clave para tu alimentación y bienestar… ¿Será?
 Un estudio encontró que la forma del booty podría ser clave para tu alimentación y bienestar… ¿Será?  (Foto: Getty Images)

Dime qué tipo de trasero tienes… ¡y te diré la salud que tienes! Aunque podría sonar como una locura, la forma de tu trasero determina si tu cuerpo es saludable o si te hacen falta algunos nutrientes.

Esto fue descubierto gracias a una investigación realizada por la Universidad de Oxford y el doctor Konstantinos Manolopoulos, quien encontró que existen cuatro tipo de traseros en las mujeres:

  • En forma de V:

Según Konstantinos, este tipo de booty tiene los niveles de estrógenos bajos, por lo que es esencial comer tanto frutas como verduras, así como evitar café y fumar cigarros.

  • En forma cuadrada:

Si tu trasero tiene esta forma, podrías ser propensa a padecer enfermedades como anemia, raquitismo, calambres o debilidades musculares. Por eso agrega lentejas, frijoles, garbanzos y más a tu dieta.

  • En forma de círculo

Hay una razón por la que los hombres 'aman' los traseros redondos, y eso proviene de la evolución y supervivencia humana. Y es que Konstantinos admite que un booty grande es sinónimo de bienestar, y de fertilidad. Además, si tienes este tipo de trasero, eres menos propensa a padecer diabetes o hipertensión.

  • En forma de corazón

Si tu cuerpo es 'en forma de pera', podrías padecer de colesterol alto, por lo que es importante que consumas pocas carnes rojas, azúcares o harinas.


Y tú, ¿ya sabes lo que debes consumir o evitar de acuerdo a tu booy?
 Y tú, ¿ya sabes lo que debes consumir o evitar de acuerdo a tu booy?  (Foto: Pinterest)

Notas relacionadas:

Konstantinos agregó que los siguientes alimentos son esenciales en la dieta de todas las mujeres, sin importar qué tipo de booty tengan:

-Comer sólo las claras del huevo.

-Eliminar las carnes rojas y suplirlas por ternera, pechuga de pavo, atún o pollo.

-Consumir lentejas, garbanzos, soya y alubias.

-Decir 'sí' a las grasas buenas como el aguacate.

-Además de comer plátanos, maíz, manzanas, peras y zanahorias.

GE

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas