Mom to mom: Thalía comparte estrategia para que sus hijos coman sano

La cantante vigila "como un halcón" todo lo que comen sus hijos y se inventa mil y un trucos para asegurarse de que se terminan la comida del plato.
La cantante vigila "como un halcón" todo lo que comen sus hijos y se inventa mil y un trucos para asegurarse de que se terminan la comida del plato.
 La cantante vigila "como un halcón" todo lo que comen sus hijos y se inventa mil y un trucos para asegurarse de que se terminan la comida del plato.

Ser una de las actrices más famosas de la historia de las telenovelas y una estrella de la música por derecho propio le sirve de poco a Thalía cuando sus hijos, Sabrina, de ocho años, Matthew, de cuatro,-fruto de su matrimonio con el productor Tommy Mottola-, deciden no terminarse toda la comida del plato. "A veces tengo mucha suerte y se comen varias cosas del plato, pero otras veces solo comen una. Como ya he dicho muchas veces, intento que [comer] sea divertido para ellos, y cuando lo hago, los resultados mejoran", confiesa la mexicana en el portal PopSugar Latina, donde reconoce que vigila la dieta de sus pequeños "como un halcón": "Lo hago lo mejor que puedo para intentar darles comidas equilibradas, ¡y es una batalla constante!". Otra gran preocupación de la intérprete es la cantidad de azúcar que consumen al día sus hijos, ya que ambos son grandes apasionados de los dulces.


La mexicana dijo ser una mamá preocupada por la alimentación de sus hijos.
 La mexicana dijo ser una mamá preocupada por la alimentación de sus hijos.  (Foto: Instagram)

"Tengo mucho cuidado con la cantidad de azúcar que les doy porque me he dado cuenta de que, cada vez que comen dulces, se aceleran y se ponen incluso un poco agresivos, y lloran o se pelean entre ellos", añade. A la hora de intentar convencer a sus pequeños de que no se coman muchos dulces, Thalía tiene un truco infalible: amenazarles con una visita al dentista. "Creo que una buena manera de conseguir que coman sano es ayudándolos a entender las consecuencias de consumir azúcar. Les recuerdo que les da sed y dolores de cabeza si comen demasiado. También les digo que, si tomamos mucho azúcar, puede que tengan que empezar a ir más a menudo al dentista".

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas