El Profeta: 10 razones para ver la película de Salma Hayek

El Profeta: 10 razones para ver la película de Salma Hayek
-
 -

Confieso que entré a la sala de cine a ver The Prophet (El Profeta) sin grandes expectativas. Aunque amo las películas animadas, soy enemigo del sentimentalismo a las que estas se pueden prestar (Toy Story 3, Inside Out), y aunque respeto la inteligencia de Salma Hayek y su trabajo como productora, no soy admirador de su desempeño en el cine.

Mi editora me había comentado que no era una película sencilla. No lo es, pero las satisfacciones que el filme deja, son abundantes y sorpresivas. Advertencia: no es para niños. De hecho, debería llevar una nueva clasificación: para adolescentes o adultos en crisis existencial. Es más, creo firmemente que esta es la herencia en vida -no material, evidentemente- que Salma deja a su hija, Valentina. En este momento en la vida de Vale, quizá The Prophet no signifique nada para ella, pero estoy seguro que cuando sea una adolescente a punto de entrar a la juventud, le cambiará la vida.

Rara vez un filme me arranca una lágrima, The Prophet lo hizo. El logro es tanto para Salma que supo comunicar al director lo que el libro de Kahlil Gibran -que su abuelo le regaló cuando era niña- significó para ella, como para el guionista que supo adaptar la novela sin caer en reflexiones obvias o que podrían ser aburridas en la pantalla grande. Y qué decir de la mezcla de estilo de animaciones que comunican distintas emociones.

En fin, no quiero echarles a perder la experiencia, así que sin revelar mucho la trama, les doy 10 razones para que vayan a ver The Prophet sobre todo si son escépticos que piensan que el cine animado es sólo para niños o si creen que el nombre de Salma está sobrevalorado. Con The Prophet, no lo está.

1) Saldrás con una sonrisa dibujada en el rostro

Para los detractores de El Principito, deAntoine Saint-Exupéry o, en su defecto, para quienes encuentran sus metáforas indescifrables, The Prophet es una guía básica de supervivencia para ser feliz muy sencilla de entender.

2) La muerte dejará de ser un miedo

El filme está repleto de refexiones sobre aspectos básicos de la vida, pero sobresale el temor natural que todos tenemos a morir. Aquí no se meten con Dios ni con una promesa de vida eterna en el más allá, sino una simple explicación de que todos formamos parte de un ecosistema. Punto.

3) El doblaje es tan bueno como la versión original

Ya es sabido que los doblajes en México para cintas animadas son perfectos y muchas veces superiores al lenguaje original. Aunque Salma Hayek no hace la voz de la protagonista, Sandra Echeverría se luce como la mamá que no sabe qué hacer con una hija muda cuya curiosidad por entender el mundo la rebasa a ella misma.

4) Damien Rice tiene tres temas en la película

Ya sabemos que Salma Hayek no hace las cosas a medias. Para musicalizar dos fragmentos del filme, consiguió que el tímido gran intérprete Damien Rice –quien sólo tiene dos álbumes en su haber- cantara para la película y, por si fuera poco, le hiciera un tema inédito para los créditos de salida que, sin explicación, no está nominado al Oscar. Y, ¿quién no ama una rola de Damien Rice?

5) Volverás a ser un ser humano que se cuestione todo

Si de niño eras como Mafalda, te reconectarás con ese espíritu libre, sin bagaje y lleno de pureza que no entiende por qué los adultos se vuelven –o nos volvemos- tan autómatas, tan robóticos, sin esa felicidad que teníamos cuando éramos pequeños.

6) Tus ojos te lo agradecerán

Diez personas dirigieron The Prophet pero no porque no llegaran a una sola visión, sino porque cada reflexión sobre algún aspecto de la vida: el amor, el alimento, la muerte, los hijos, etc, fueron animados por distintos cineastas. Esto significa una variedad visual hermosa que curiosamente, aunque podría sonar a caos, encuentra un orden dentro de él. Además, es bueno humectar tus ojos con tus propias lágrimas.

7) Comprobarás que Salma está invirtiendo su fortuna en cosas buenas

No todo en la vida de la actriz es glamour ni Bottega Veneta, si bien cuenta con una fortuna sustanciosa, sus intereses artísticos son loables: Frida fue un maravilloso ejercicio visual, Ugly Betty una serie muy superior a las versiones de las telenovela, y ahora, nos regala una cinta animada a los adultos que realmente es trascendente.

8) Te darán ganas de comer bien

No podemos olvidar que la dieta mediterránea es de los placeres mayores en la vida: nada mejor que una buena aceituna, un queso feta, un pan recién horneado, especias aromáticas… en fin, los personajes de The Prophet producen comida maravillosa que despertará tu paladar por el buen comer.

9) Volverás a creer en los humanos

En esta época de las redes sociales en las que todos somos jueces y nadie se conecta con un humano a nivel personal, y en la que la impunidad reina y al mismo tiempo se crucifica por tener una opinión diferente, esta película devuelve la fe en que la estructura de la sociedad se basa en la simple bondad entre humanos.

10) No harás coraje por no obtener boletos para 'The Revenant'

Si de plano no te he convencido con todas estas palabras de ver The Prophet, piensa en esto: no vas a conseguir boletos para ver The Revenant, que estrena el mismo día que The Prophet. ¿Por qué no esperar al fin de semana siguiente y mejor curar el alma con una película que te abraza, en lugar de que te desgarre como un oso?

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas