Este meme acabó con la carrera de una modelo taiwanesa

Heidi Yeh fue contratada en 2012 para una sesión de fotos de un anuncio sobre cirugía plástica pero, jamás contó con que esa imagen podría destruirle su profesión.
Heidi Yeh fue contratada en 2012 para una sesión de fotos de un anuncio sobre cirugía plástica pero, jamás contó con que esa imagen podría destruirle su profesión.
 Heidi Yeh fue contratada en 2012 para una sesión de fotos de un anuncio sobre cirugía plástica pero, jamás contó con que esa imagen podría destruirle su profesión.
La campaña para la que trabajó Heidi, prontamente se convirtió en un problema no solo profesional y personal, debido a un meme.
 La campaña para la que trabajó Heidi, prontamente se convirtió en un problema no solo profesional y personal, debido a un meme.  (Foto: Especial)

En 2012, la modelo taiwanesa Heidi Yeh fue contratada para una sesión de fotos de un anuncio sobre cirugía plástica, pero jamás contó con que este trabajo se convertiría en la peor de sus pesadillas profesionales.

En esta imagen la modelo aparecía junto con un hombre que personificaba su esposo y tres niños. Sin embargo, Heidi y el hombre eran notablemente más atractivos que los niños, con quienes no tenían mucho parecido.

El slogan decía: "Lo único que tendrá que preocuparte luego de una cirugía plástica, es que tendrás que explicar todo a tus hijos". Hasta ese momento, la modelo no tenía idea de que la imagen se difundiría viralmente en todo el mundo y que además, se inventarían historias sobre ello.

De acuerdo con las declaraciones hechas por Heidi a BBC News, la agencia de publicidad le aseguró que las fotos sólo serían utilizadas en medios impresos.

Sin embargo, el sitio de noticias chino Rocket News 24 fue uno de los primeros en tomar la imagen y hacer comentarios incisivos al respecto. Fue así como una mentira se comenzó a difundir como verdad, y pese a que el sitio de noticias chino sabía que era un anuncio, la insinuación dejaba ver que Heidi Yeh se había hecho cirugía plástica.

Fue cuestión de tiempo cuando las personas creyeron que la foto era verdadera, y comenzaron a inventar historias sobre cómo su esposo la había demandado exitosamente por no decirle que se hizo cirugía plástica y que era por eso que ninguno de sus hijos se parecía a ella.

Un año después varios sitios internacionales retomaron la historia respaldándola con la foto de la campaña protagonizada por Yeh, que posteriormente se convirtió en un meme.

A partir de entonces la modelo comenzó a tener problemas para conseguir trabajo. Después sus problemas no solo eran profesionales, sino de salud, pues comenzó a tener problemas para dormir, e incluso su familia la cuestionó si en verdad se había operado o no.

Notas relacionadas:

Ante esta situación, Heidi decidió hacerle frente y demandó a la agencia J. Walter Thompson (JWT) por el mal uso de la foto. En el documento ella alega que el contrato estipulaba que la imagen se usaría solamente en medios impresos, pero que otras clínicas cosméticas utilizaron la foto para campañas en internet.

La demanda continúa en curso, y Heidi pide 154 mil dólares como compensación.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas