Instantes que inspiran Cadillac, testigo de historias de grandeza

La inspiración no solo es impulso, es un condimento que involucra una magia que trasciende, que surge desde el corazón.
La inspiración no solo es impulso, es un condimento que involucra una magia que trasciende, que surge desde el corazón.
 La inspiración no solo es impulso, es un condimento que involucra una magia que trasciende, que surge desde el corazón.

El final del 2014 significó un nuevo paso para Cadillac, el ícono de industria automotriz, que se atrevió a iniciar el proceso de construcción hacia una marca más sólida, reinventándose bajo la filosofía Dare Greatly: solo aquellos que se arriesgan empujan el mundo hacia delante.

El resultado de esta evolución, se manifiesta en tecnología avanzada, detalles artesanales de lujo y un diseño único en sus vehículos. Su nueva campaña de comunicación deja la evolución de la marca al descubierto, representada en un mundo lujoso ambientado por las emblemáticas avenidas del Downtown en Nueva York —la nueva casa de la marca—; y se relata a través de historias de grandeza encabezadas por personalidades como Jason Wu, reconocido diseñador de modas, y Steve Wozniak, co-fundador de Apple, ambos elegidos por Cadillac por sus historias de éxito galardonadas alrededor del mundo. Ellos representan el pensamiento Dare Greatly, de actitud innovadora dentro y fuera de su entorno, hicieron de su sueño una pasión.

Una sofisticada manera de lograr más

Cadillac es una marca de lujo que busca posicionarse tanto dentro como fuera de su categoría y para lograrlo quiere inspirar a personas apasionadas que se atreven a romper con su status quo en cada rincón del mundo.

Esta filosofía está en el ADN de la marca, que se ha definido al tomar los retos de cualquier concepto asociado con su nombre, reescribiendo las reglas de la tecnología, el poder, el diseño y la creatividad.

*Esta Sección Especial Publicitaria no correspnde al contenido editorial de QUIEN.COM

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas