¿Tienes miedo a la soltería?

Si tienes miedo a quedarte sola por el resto de tu vida o la presión social te hace sentir que tu reloj biológico te está presionando, tal vez sufras de anuptafobia. Entérate qué es y cómo combatirla.
Si tienes miedo a quedarte sola por el resto de tu vida o la presión social te hace sentir que tu reloj biológico te está presionando, tal vez sufras de anuptafobia. Entérate qué es y cómo combatirla.
 Si tienes miedo a quedarte sola por el resto de tu vida o la presión social te hace sentir que tu reloj biológico te está presionando, tal vez sufras de anuptafobia. Entérate qué es y cómo combatirla.  (Foto: Elle.mx)

Si últimamente has sentido miedo de quedarte sola toda tu vida o te has encontrado con una larga lista de patanes en la búsqueda desesperada de una pareja con quien compartir tu vida, tal vez padezcas anuptafobia, también conocida como adicción al amor. Esta fobia es un temor extremo y obsesivo a la soledad, puede ser causada por la presión que la sociedad ejerce sobre ti, al ver que todos a tu alrededor se están casando y tú no tienes pareja, o incluso al temor a enfrentarse al ‘reloj biológico’ por ser madres. Debido a nuestras costumbres, en México y en el resto de Latinoamérica, la presión social es uno de los principales causantes de este temor que empieza alrededor de los 25 años. Hay algunas señales que delatan este padecimiento, entre los que podemos encontrar: 1. Búsqueda de aceptación. Tratar todo el tiempo de buscar la aceptación del sexo opuesto hasta llegar a anularse a si mismos, sin darse cuenta que lo único que obtienen es la pérdida de interés o aburrimiento de la otra persona. 2. Perfección. Creerse perfecta, no mostrar vulnerabilidad ante nada, y hacer de la otra persona lo más importante en su vida –olvidándose de sus propias necesidades– son síntomas de este padecimiento. 3. Obsesión por el matrimonio. Pensar obsesivamente en el matrimonio y en el futuro, sin pensar en la vida en pareja, solo en su propio beneficio. 4. Baja autoestima. Regularmente son personas que no tienen un modelo de matrimonio estable y que crecieron en una familia disfuncional. Son también personas codependientes que hacen de su felicidad responsabilidad del otro.

5. Justificar a sus parejas. Siempre tener una explicación para un comportamiento abusivo por parte de la pareja. Estará siempre a la defensiva cuando un familiar o conocido le haga un comentario negativo sobre su pareja. Para acabar con este problema, el cuál lo pueden parecer hombres y mujeres por igual, la única salida es someterse a un tratamiento psicológico que ayude al paciente a volver a tener confianza en si mismo.

TE INTERESARÁ: LO QUE DEBES COMER ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DE UNA RUPTURA AMOROSA.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas