Esposa de Trump podría bloquear su carrera política

De acuerdo con expertos, la ex modelo Melania Trump no es el tipo de esposa que complace a las posturas conservadordoras.
De acuerdo con expertos, la ex modelo Melania Trump no es el tipo de esposa que complace a las posturas conservadordoras.
 De acuerdo con expertos, la ex modelo Melania Trump no es el tipo de esposa que complace a las posturas conservadordoras.

Donald Trump lleva varios meses en el centro de la polémica tras postularse a la candidatura a la presidencia de Estados Unidos por el Partido Republicano. Sin embargo, poco sabíamos de su esposa, Melania Trump... hasta ahora. Y es que analistas han traído a la mesa el importante papel que, indirectamente, juega en esta contienda. "¿Por qué no la vemos?" cuestionó recientemente el analista conservador Frank Luntz. "Una de las razones es porque los republicanos tienen una visión tradicional del matrimonio. Y (Melania) no es la esposa tradicional", explicó.

Melania es una ex modelo eslovaca de imponente atractivo físico, con quien el empresario se casó en 2005 luego de dos matrimonios fallidos y sin importar la diferencia de 25 años en sus edades. La boda de Melania y Trump se celebró en una iglesia de Palm Beach, Florida. La novia llevaba un vestido de alta costura bordado de Christian Dior, cuya ornamentación requirió más de 500 horas de trabajo, y de un costo estimado en más de 100 mil dólares. La lista de invitados para la boda incluyó a personalidades como Katie Couric, P. Diddy, Heidi Klum, Shaquille O'Neal y un puñado de políticos republicanos. En marzo de 2006, Melania dio a luz Barron William Trump, quien ahora tiene 9 años y estudia en una escuela privada en Manhattan.


La ex modelo posó en varias ocasiones de manera atrevida.
 La ex modelo posó en varias ocasiones de manera atrevida.  (Foto: Revista GQ)

De acuerdo con los analistas, Melania no es el tipo de primera dama que complacería a los más tradicionales. Hace apenas unos días, la seductora eslovaca rompió el silencio en una entrevista para People, en la que se mostró al margen del tema: "Él es quien es. Si le das un consejo, tal vez él lo tome, pero hará las cosas en la forma que él quiere. No puedes cambiar a una persona. Hay que dejarla ser". Al ser cuestionada sobre si estaba lista para enfrentar lo que supondría su papel, explicó: "Es un camino muy largo. Tomo un día a la vez. Mi esposo tiene a muchas personas que lo apoyan. Ya veremos", agregó. "Mi esposo está viajando todo el tiempo. Barron necesita a alguien como padre, por lo que yo estoy para él todo el tiempo. También siente un poco de temor. Él piensa que lo van a separar de sus amigos, pero yo le digo que si eso pasa, su papá estará ayudando a la gente y que podrá ayudar a niños como él a que sean felices".

Notas relacionadas:

Hillary Clinton se burla públicamente de Donald Trump

Tom Brady quiere que Donald Trump gane la presidencia

George Clooney califica como una 'idiotez' lo que dice Donald Trump

De acuerdo con los círculos sociales en los que se mueve, Melania es una mujer "agradable". Pero: ¿Esto basta para ser primera dama? Al parecer la política no es lo suyo, razón por la que Trump ha preferido llevar a su hija Ivanka a los eventos donde debería estar acompañado de su esposa. "La política no es su primero, segundo, tercer o quinto idioma. No es su mundo. Y si no es su mundo, él saldrá herido", expresó el especialista al respecto. Aunque Melania nunca fue en ningún sentido una top model, durante los años previos a conocer a Donald Trump fue fotografiada para campañas publicitarias y revistas por fotógrafos como Patrick Demarchelier o Mario Testino. Apareció en la edición de trajes de baño de Sports Illustrated y en la portada de Harpers Bazaar, y en el 2000 posó desnuda para British GQ.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas