Iñárritu y DiCaprio adelantan detalles sobre The Revenant

Life and Style platicó con el director y el actor sobre el duro rodaje de su próxima película.
Life and Style platicó con el director y el actor sobre el duro rodaje de su próxima película.
 Life and Style platicó con el director y el actor sobre el duro rodaje de su próxima película.

No es habitual que un director salga de su cueva mientras está trabajando intensamente en una película para mostrar lo que ha hecho. Más si se trata del hombre que a principios de este año se llevó el Oscar de su categoría como fue su caso con Birdman. Pero Alejandro González Iñárritu está tan feliz con los resultados obtenidos en el rodaje de The Revenant -el filme que marca desde ya un antes y un después en su carrera, además de su debut en el cine de género- que invitó a Life and Style a la proyección de un par de escenas en el complejo en el que tiene su sala de montaje. Y si lo que vimos nos quitó el aliento, encontrarnos con su protagonista, Leonardo DiCaprio, esperándonos a la salida en una aparición sorpresa para platicar sobre lo que habíamos visto fue sencillamente apabullante. ¿En qué mundo está ambientado The Revenant? Alejandro González Iñárritu: Es una historia que transcurre en 1823, cuando una buena parte del territorio que hoy es Estados Unidos acababa de ser adquirido. México estaba saliendo de su independencia y el sur estaba lleno de mexicanos, gente que hablaba español que convivía con británicos y franceses, además de cientos de tribus nativas. Era un crisol de razas muy complicado en un mundo en el que no había reglas ni ley. En aquel entonces las pieles eran la industria más importante, más que el oro, pero no existía aún el oeste, por eso me causa gracia que describan a la película como un western. En Europa las mujeres pedían pieles, por lo que había una gran demanda, y las tribus se las vendían a los europeos, en su mayoría franceses. Pero de pronto los empresarios norteamericanos empezaron a llegar a los fuertes para comerciar con ellos, hasta que finalmente decidieron salir a cazar por su propia cuenta. Cuando lo hicieron, las tribus se enojaron porque empezaron a invadir sus territorios. Yo traté de mostrar el punto de vista de todos los involucrados. Traté de reflejar la forma en que vivían estos cazadores que era, en cierto sentido, una forma de esclavitud porque les pagaban realmente muy poco. Lo que cazaban era para las compañías que los contrataban, que además les cobraban a precios carísimos todas las provisiones. Por otro lado, las relaciones humanas eran muy complicadas porque la mayoría de las mujeres eran indias con las que habían formado familias. Esa es la condición del protagonista. Leo, ¿quién es exactamente tu personaje? Leonardo DiCaprio: Se llama Hugh Glass, es un hombre que existió y que se había integrado a la vida de estas comunidades indígenas, pero que a la vez trabajaba para los blancos. Pasaba su tiempo en la naturaleza tratando de sobrevivir, utilizando lo que había aprendido de los indígenas. Es una etapa muy interesante de la historia norteamericana que no mucha gente conoce.

Sigue leyendo esta entrevista en Life and Style...

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas