Quién recomienda… Así fue el estreno de Fear The Walking Dead

The Walking Dead fue un parteaguas para las series apocalípticas y dejó un vacío que posiblemente su precuela podría llenar.
The Walking Dead fue un parteaguas para las series apocalípticas y dejó un vacío que posiblemente su precuela podría llenar.
 The Walking Dead fue un parteaguas para las series apocalípticas y dejó un vacío que posiblemente su precuela podría llenar.

¡Qué difícil hacer un spin off de The Walking Dead! ¿Qué más nos pueden contar que no nos hayan contado antes? ¿Cómo pueden hacer que el tema zombie vuelva a ser novedoso? ¿Cómo alguien en la vida va a superar a Daryl Dixon? De ésta última aún no tenemos respuesta, pero las dos primeras ya han sido contestadas.

AMC acaba de estrenar Fear The Walking Dead, sobre la misma epidemia zombie que ya nos sabemos de memoria por The Walking Dead, pero en estilo precuela. Es decir, esta nueva historia sucede al inicio del contagio, a diferencia de en TWD donde los "walkers" ya están por todos lados; y además todo toma lugar en Los Ángeles, ciudad que se acaba convirtiendo en una especie de personaje secundario (un recurso utilizado a la perfección en el piloto).

Ahora, los fans del grupo de supervivientes lidereados por Rick, se sorprenderán al darse cuenta que Fear The Walking Dead tiene un sabor muy diferente al de su serie hermana. Donde The Walking Dead es melancólica, claustrofóbica y represiva, Fear The Walking Dead es melodramática, llena de vida y hasta familiar. Básicamente lo único que une a ambas historias es el tópico apocalíptico, pero fuera de eso, bien podrían ser dos series completamente ajenas.

Fear The Walking Dead nos deja muy clara una cosa con su episodio piloto: antes que todo es un drama familiar. Al centro de la historia, una pareja que ya va por se segunda oportunidad en eso de las relaciones, batalla con un hijo adicto y una niña en plena etapa de rebeldía y adolescencia dolosa. Los "walkers" apenas se empiezan a vislumbrar y para poder entender cómo el mundo está por perder los estribos, primero tenemos que adentrarnos a la intimidad de este cuarteto que, en episodios por venir, seguramente se convertirán en los narradores de la destrucción.

De estos cuatro es Frank Dillane como un drogadicto que no está seguro de si los zombies son reales o si está perdiendo la cabeza, el que se lleva por completo el primer episodio. Lo que nos hace preguntarnos, ¿por qué no habíamos visto más de este actor que auguramos será la siguiente gran revelación de la televisión? ¡Necesitamos más de él!

La escena de apertura (y nuestro primer acercamiento a los zombies de Los Ángeles) no es tan fuerte como la escena de apertura de The Walking Dead (una de las mejores en la historia de la televisión), pero funciona como una gran contraparte. Por un lado nos presenta a los nuevos walkers, menos desgastados y purulentos y más humanos recién transformados, pero por otro nos abre los ojos a una ciudad que está completamente viva y que no tiene idea de lo que está a punto de golpearla. Uno que ya sabe cómo termina esto, no puede sino sentirse abrumado de saber que todas esas calles llenas de coches y banquetas repletas de gente están por quedar vacías en menos de lo que canta un gallo.

Aunque su tono es distinto, y puede que eso decepcione a los fans de hueso colorado, lo que es cierto es que Fear nos ofrece una mirada muy real a cómo se viviría en la actualidad una epidemia de este tipo. La paranoia, el uso de redes sociales, de videos en YouTube, la gente que va abriendo los ojos poco a poco y los primeros encuentros que uno desestimaría como "rabia" o "éste se escapó de un manicomio". Y la escena con la que el episodio cierra nos deja muy claro que seguimos viendo un proyecto de Robert Kirkman y que los zombies de ahora son tan increíbles y aterradores como lo son en TWD.

Para conocer más de este review vivita Chilango.com

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas