Leonardo Dicaprio cierra el año
como todo un `rockstar´
Cristina Díaz @krispycriss
Lunes 31 de diciembre de 2012 a las 12:20
El actor de 38 años decidió disfrutar la temporada decembrina con una fiesta en un yate en Sidney acompañado de guapas mujeres... y de su amigo Jonah Hill.

 

Leo DiCaprio
Leonardo DiCaprio disfrutó del buen clima de Australia. (Foto: Grosby Group)

No cabe duda que Leonardo DiCaprio está disfrutando su soltería más que nunca ya que aunque en noviembre pasado terminó su relación con la modelo Erin Heatherton y después se le vinculó con su compañera de trabajo Margot Robbie, el actor de 38 años parece ser muy feliz "solo" pero eso sí, divirtiéndose con muchas amigas.

 

Tanto "el gran Gatsby", como su amigo Jonah Hill, con quien comparte créditos en la última película de Quentin Tarantino, Django Unchained, fueron captados disfrutando del buen clima en Sidney, Australia, a bordo de un yate lleno de bellas mujeres, bebiendo champagne Cristal y cerveza de una reconocida marca en México para complementar el estilo de un auténtico "rockstar".

 

En todas las imágenes, Leo parece estar feliz de ver lo que sucede en su alrededor, sol, mar, mujeres en bikini o poca ropa y un buen trago de alcohol.

 

Leonardo DiCaprio
En todo momento el actor de 38 años estuvo acompañado de bellas mujeres, y en un punto una de ellas se sentó en su regazo. (Foto: Grosby Group)

 

 

En un momento, el actor de "The Wolf of Wall Street" aparece sentado mientras una mujer en un bikini negro con un pronunciado escote en V, aparece sonriendo junto a DiCaprio, que nunca se quitó sus lentes y su gorra.

 

Por lo que se observa, la fiesta estuvo muy divertida, pues en otra de las imágenes un hombre fornido, carga a una rubia de forma "provocativa".

 

Por su parte el, al parecer nuevo mejor amigo de Leo, Jonah aparece también con una gorra y lentes, manteniendo el "low profile" al máximo. Se dice que en algún punto de la fiesta y en medio de todos los asistentes una de las chicas decidió mostrar su cuerpo topless especialmente para que Hill la viera, dejándolo con un rostro de absoluto impacto.