Q&A con Jack Duarte:
de Rebelde a EME 15
Iván Pasillas @Iv_Moony
Viernes 30 de noviembre de 2012 a las 09:00
El cantante se abrió con nosotros sobre su pasado en Rebelde, su presente en los escenarios, la mujer de sus sueños y el camino que está tomando su vida.

 

Jack Duarte
Jack Duarte (Foto: Foto: Twitter)

Resulta curioso pensar que hace poco más de diez años que Jack Duarte inició su carrera en el ojo público como parte del grupo M5. Hoy, el actor y cantante de 26 años de edad ha dado un vuelco a su profesión como protégé de Pedro Damián. Primero con Rebelde y hoy en día con EME 15, Jack ha ido apartando poco a poco su espacio en el mundo de la música y, como nos cuenta, no sólo frente a los escenarios, pero también detrás de ellos; componiendo y produciendo sonidos que acompañan obras de teatro y comerciales.

 

Apenas unos días después de que Jack junto con sus compañeros de EME 15 se presentara en el Auditorio Nacional, abarrotando dos presentaciones consecutivas, nos pusimos en contacto con el cantante -que en agosto de este año donó su característica melena de chinos a una buena causa-, para tener un Q&A en el que nos platicó de todo: desde cómo maneja su imagen actual de teen star hasta el visual perfecto de la mujer de sus sueños, y el detalle más romántico que ha regalado a una novia jamás.

 

- Antes que nada, muchísimas felicidades por llenar el Auditorio.
¡¡Síiii!! Sí lo llenamos. ¡Dos veces! Temblaba el Auditorio de tanta gente que estaba gritando y se la estaba pasando increíble. Las niñas estaban vestidas, lloraron en canciones donde cantábamos los hombres. La verdad es que estuvo bastante padre.

- ¿Alguna vez te imaginaste que estarías en el lugar en el que estás?
¿Te soy muy honesto? La verdad es que no lo siento tanto. No es que no me caiga el veinte. Me dices "en el lugar en el que estoy" y yo más que estar enfocado en que nos están siguiendo mil, o diez mil o quinientas mil personas, estoy enfocado en hacer lo mejor con mi música. Yo estoy haciendo lo que amo y si hay una fiesta grande me la paso bien, y si hay una fiesta chiquita de todos modos me la paso bien. ¡Yo estoy feliz! Estoy haciendo lo mejor que se puede hacer.

- En el momento en el que se abre el telón y ves un auditorio repleto, ¿qué es lo primero que pasa por tu cabeza?

¡Ya empezó el concierto! (Ríe)

- ¿Nervios?
¡Claro! Nervios siempre siento. Siempre me pongo muy muy nervioso antes de que empiece el concierto, no sé cómo explicarlo. Me emociona pensar en todo lo que voy a sentir de la gente porque te dan una cantidad de energía que...a mí se me hace hermoso. Me pongo nervioso porque necesito ponerme a la misma altura y también entregarles todo mi corazón.

Jack Duarte con Natasha Dupeyrón y Paulina Goto
Jack Duarte con Natasha Dupeyrón y Paulina Goto (Foto: Especial)



- ¿Tienes algún ritual? ¿Algo que siempre hagas antes de empezar un concierto?

Sí. Depende de lo que esté haciendo. Generalmente cuando hago música me relajo y vocalizo. Me enfoco en lo que vamos a hacer en el show: qué es lo que necesito decir, en dónde estamos, qué es lo que vamos a hacer.

- Después de tantos años de carrera, ¿qué dirías que ha sido lo más difícil y qué lo más padre?
Lo más padre es que cada día es completamente distinto; cada día conozco a personas que se me hacen excepcionales; cada día conozco a guerreros y gente que es persistenete, que es valiente, que tiene fuerza de voluntad. Cada día es un día que me reta y estoy sumamente agradecido.


Y lo más difícil...¡Híjole! Lo más difícil ha sido enderezar mi dirección. Han habido veces en las que apunto hacia algún lugar y por miedo o porque se me hace que está bastante alto, involuntariamente desvío la mirada. Y es muy difícil clavar la mirada y decir "¡Sí se puede!" y seguir dándole.

- Cuando sales de gira, ¿hay algo que siempre llevas contigo?
...mis calzones (Ríe)

- Yo más bien pensaba en algún amuleto de la buena suerte.
Tengo ahí algunas monedas que significan mucho para mí, que me han regalado personas que tengo en el alma.

- Volteando la vista atrás a tus tiempos en 'Rebelde', ¿cómo dirías que has cambiado?
¡Uff muchísimo, caray! 'Rebelde' fue una vuelta de tuerca en mi vida. Aprendí muchas cosas en 'Rebelde'. A partir de esa época fue cuando me fui a vivir solo y también por esa época terminé la carrera de teatro, me empecé a enfocar de una manera más seria a la música. De hecho sonoricé una obra de teatro, musicalicé el intermedio y el principio de otra, estuve involucrado en la composición de algunos jingles para comerciales. Nunca he tenido la oportunidad de hacerlo para cine, pero me interesa mucho el sound scoring, sí me veo haciéndolo en un futuro porque realmente es mi pasión. Si es que la vida me lleva hacia ese lugar, yo voy a ser feliz. En realidad creo que he cambiado -espero- en que me he vuelto más objetivo.

EME 15
EME 15 (Foto: Foto: Hansel Zárate)



- ¿Cuál es la anécdota más linda que has vivido con una fan?

Nos volvimos amigos. Súper, súper amigos y nos fuimos de viaje juntos a Cancún.

- ¿Cómo es tu mujer perfecta?
Una mujer que sea guerrera. No creo que existan mujeres perfectas, pero una que me mueve mucho es una mujer que sea guerrera y que tenga valores familiares y sea apasionada.

- ¿Cómo se ve físicamente esta mujer?
¿Te digo una cosa? Tengo unos gustos tan raros que no tiendo a definir tanto por cómo se vean físicamente. Me gustan los ojos grandes. Me gustan las pelirrojas, las morenas, las güeras, las orientales, en realidad no tengo un gusto específico. Generalmente los ojos grandotes me llaman mucho.

- ¿Qué tipo de música escucha esta mujer ideal?
¡Uy! Probablemente sería bailarina. Me fascinan las mujeres que hacen ballet, que hacen danza contemporánea. ¿Qué tipo de música? De todo. Me fascina bailar salsa y me fascina bailar cumbia, pero por otro lado la música clásica me mata. Me gusta mucho el jazz, me gusta mucho el blues, me fascina el rock. El rock está en mi corazón siempre, entonces tendría que ser una mujer que me aguante el ritmo.

- ¿Entonces eres el date perfecto para llevar a una boda?

¡Sí! Me fascinan las bodas. Definitivamente. Pero una boda rockera. De hecho acabo de festejar la boda de un amigo mío, y fue una boda donde aparte de poner salsa y aparte de poner cumbia, había rock y yo me la pasé genial. Si nunca han ido a una boda rockera se están perdiendo...están desperidiciando la mitad de su vida (Ríe).

- ¿Cuál ha sido el detalle más romántico que has tenido con una niña?
Una cena que yo hice, que yo preparé en la playa. Fue una cena con velas. Yo hice la fogata. La construí con unas rocas planas para que pudieran reflejar el calor. Hice todo un diseño (Ríe). Además, adentro de la fogata puse otro pedazo de piedra para que pudiéramos cocinar ahí, e hice unos camarones en salsa de almeja y especies, una ensaladita, distintas cositas ricas y ahí estuvimos.

- ¿Quién te enseñó a cocinar?
Toda mi familia cocina. La familia de mi mamá cocina y la familia de mi papá también. De hecho, mi novia también cocina.

- ¿De plano hereditario, entonces?
Es hereditario, exactamente.

- Se acerca el Año Nuevo. ¿Tienes ya listos tus propósitos?
Tengo el propósito de visitar a mi familia (Ríe). Y tengo el propósito de echarle muchas ganas a hacer todo lo que esté en mí para seguir yendo hacia donde quiero ir. Ése es mi propósito...seguir conociéndome, es el único propósito que tengo.

 

 

Eleazar Gómez nos describe lo mejor de sus viajes en sus "Postales".

 

Paulina Goto nos comparte las canciones que han dejado huella en su vida.