Persiste polémica sobre
muerte de Marilyn Monroe
Notimex @quien
Domingo 05 de agosto de 2012 a las 15:00
La polémica sobre la muerte del símbolo sexual sigue al cumplirse 50 años del hallazgo de su cadáver desnudo, boca abajo, en la cama de su casa situada en Los Ángeles, California.

Marylin Monroe fue encontrada muerta en su casa el 5 de agosto de 1962. (Foto:AP)

La muerte de la diva rubia de 36 años en el barrio angelino de Brentwood, ocurrida después de la medianoche del domingo 5 de agosto de 1962, fue divulgada pasadas las cuatro de la madrugada, lo cual alimentó más teorías de la conspiración.

 

Algunos hablan de que fue asesinada por sus relaciones con los Kennedy y por lo que pudiera divulgar, así como la investigación a la que era sujeta las 24 horas del día por parte de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

 

Otros señalan que su cadáver fue enviado primero a la funeraria, en lugar del depósito, y que la asistenta limpió y ordenó el lugar antes de que entraran extraños.

 

Sin embargo, la autopsia de Marilyn Monroe, quien fue encontrada con el brazo extendido y la mano en el teléfono, dio como resultado un probable suicidio por la ingestión de barbitúricos, aunque no se detectaron residuos en su estómago.

 

El forense responsable de la prueba, Thomas Noguchi, reconoció que había muchas incógnitas preocupantes que seguirán sin respuesta, lo que hace especular a muchos que le inyectaron los barbitúricos.

 

Norma Jeane Baker, más conocida como Marilyn Monroe, también enfrentaba la depresión por sus fracasos amorosos, entre otros asuntos, y era dependiente de los fármacos recetados por distintos médicos y por su psiquiatra.

 

La rubia sexy, criticada por su probable falta de capacidad actoral, interpretó en "Niagara" (1953) a una mujer fatal, en "Los caballeros las prefieren rubias" (1953) asumió su papel único de rubia y en "Bus Stop" (1956) intentó demostrar sus habilidades dramáticas.

 

En "El príncipe y la corista" (1957) hizo comedia más allá del sex symbol; con "La adorable pecadora" (1960) insistió en el género romántico, para con "Los inadaptados" (1961) demostrar su lado más sutil y dramático.