Enrique Iglesias y J.Lo
prometen una gira histórica
BangShowbiz! @quien
Martes 01 de mayo de 2012 a las 14:00
El cantante español y la diva latina presentaron oficialmente la esperada gira de conciertos con la que recorrerán toda Norteamérica este verano.

La pareja prometió un concierto inolvidable. (Foto: AP)

 

El cantante español y la diva latina presentaron oficialmente la esperada gira de conciertos con la que recorrerán toda Norteamérica este verano. Acompañados del popular dúo de reggaetón Wisin & Yandel, la nueva pareja artística ofrecerá un espectáculo sin precedentes durante los meses de julio y agosto,  que promete ser uno de los grandes acontecimientos musicales del año.

 

"Esta gira es uno de esos triunfos poco comunes de gran entretenimiento y compañerismo desinteresado, que sólo se puede lograr cuando tres superestrellas unen sus fuerzas para crear un espectáculo que no se podrán perder", afirmó tajante Enrique durante el acto de presentación.

 

Jennifer y Enrique no podrían estar más entusiasmados ante su primera colaboración sobre el escenario, que conciben como un gesto de gratitud  a sus seguidores latinos. Ambos aseguran que se esforzarán al máximo para complacer a sus fans en una gira de conciertos que arrancará el 14 de julio en Montreal y que, en principio, podría terminar el 31 de agosto en Miami, si no se añaden nuevas fechas.

 

"Vamos a dar todo lo que tenemos, va a ser una de las giras más inolvidables de la historia", profetizó la estrella neoyorkina, mientras que el hijo de Julio Iglesias confesó su emoción por reencontrarse con sus seguidores norteamericanos.

 

"Para mí no hay mejor sensación que la de estar sobre el escenario compartiendo con mis fans", aseguró.

 

Aunque sus admiradores más incondicionales estarán ya deseosos por comprar las primeras entradas para el espectáculo, lo cierto es que tendrán que esperar hasta el 4 de mayo para hacerse con ellas. La espera, sin embargo, será recompensada con promociones especiales y un paquete VIP que incluirá la posibilidad de adquirir las mejores localidades, acceso a las fiesta privada posterior a los conciertos, e incluso objetos personales firmados por los propios artistas.