Christopher Ruiz-Esparza
es `fantástico´
Notimex
Sábado 15 de mayo de 2010 a las 12:34
Diversos medios franceses criticaron de manera positiva `Abel´, la ópera prima del actor y productor Diego Luna. El sitio Toutlecine destacó la actuación de los protagonistas.

abel
El actor y director con los pequeños Christopher y Gerardo Ruiz-Esparza. (Foto: AP)

La película "Abel", ópera prima de Diego Luna como director que la víspera fue proyectada en el Festival Internacional de Cannes, recibió buenas críticas en los medios franceses.

La prestigiosa revista "Les Inrock" consideró hoy en su página electrónica que el filme "es un primer ensayo frágil con acentos muy (del festival) de Sundance, divertido e impactante con violencia a veces sorda".

La publicación compara a Luna con el director francés Michel Gondry y el estadunidense Wes Anderson, y afirma que la película recuerda a "Barton Fink", largometraje de los hermanos Cohen que ganó la Palma de Oro de Cannes.

De su lado, los críticos de la "web" cinematográfica "Toutlecine" consideran que "el actor ha pasado a la dirección con una modestia ejemplar".

La red "Excessif" estima, por su parte, que Diego Luna en la dirección del filme "toma parte serena con una misma sobriedad en su fotografía y sus planos".

De acuerdo con el sitio especializado en cine, "sin ser una genialidad, ‘Abel’ es un filme terriblemente atractivo, un drama púdico.

"Explora un tema delicado, la locura infantil, que da raramente materia a realizaciones tan sutiles", destacó "Toutlecine" de la película, interpretada por un pequeño que se queda mudo por un trauma con su papá.

El sitio digital destaca la interpretación de los dos niños protagonistas del filme y califica al actor Christopher Ruiz-Esparza como "fantástico".

Para "Excessif" el largometraje es una "tierna balada sobre una infancia perdida y retrato singular de una familia sin equilibrio".

El diario gratuito "Metro", que reparte cada día miles de ejemplares en Cannes, afirma por su parte que en el largometraje Diego Luna "visita el complejo de Edipo".

"El filme habla de un niño que quiere hacerse adulto. Es algo que también me ocurrió a mí", afirmó Diego Luna en declaraciones reproducidas por "Metro".

"Perdí a mi madre a los dos años y comencé a trabajar a la edad de seis. Mi padre me trató muy pronto como un adulto. Entiendo muy bien lo que puede sentir ‘Abel’", afirmó Diego Luna.

Durante su estreno anoche en Cannes, con sala llena, la película que se exhibió fuera de competencia, recibió dos minutos de aplausos.