Moda napoleónica
escándalo en la Nueva España
Uriel Gordon
Miércoles 03 de marzo de 2010 a las 07:50
La expansión de Napoleón Bonaparte por el mundo marcó la forma de vestir de la época. Las mujeres imitaban a Josefina Bonaparte, usando vestidos transparentes.

Moda napoleónica
Las mujeres, imitando a la emperatriz francesa Josefina de Bonaparte, usaban vestidos transparentes escotados que dejaban al desnudo los brazos y la espalda. Los hombres utilizaban trajes angostos con camisas almidonadas. (Foto: Especial) (Foto: Especial)

La expansión de Napoleón Bonaparte por el mundo marcó la forma de vestir de la época. La Nueva España no fue la excepción. En 1809, la clase alta novohispana se había convertido en víctima de la moda. Las mujeres, imitando a la emperatriz francesa Josefina de Bonaparte, usaban vestidos transparentes escotados que dejaban al desnudo los brazos y la espalda. Los hombres utilizaban trajes angostos con camisas almidonadas que hacían juego con sus zapatos extravagantes (en forma de góndola veneciana) y con aretes que se ponían en las orejas.

Para el arzobispo Francisco Javier de Lizana, futuro virrey de la Nueva España, la moda francesa resultaba ofensiva. En 1808, Napoleón había invadido España. Había destronado a Fernando VII y, con esto, se había convertido en una amenaza para el virreinato novohispano. Lizana no podía soportar que la gente tuviera el descaro de pasearse con vestimenta francesa.

El arzobispo no tardó en expresar su inconformidad. En la recopilación de notas históricas del siglo XIX Tiempo de México, publicada por la SEP, se puede ver a Lizana calificando a la moda francesa como un incendio de apetito desenfrenado por los placeres sexuales que “pone delante de los ojos lo que no permite nombrar el pudor”. Decía que esa ropa dificultaba distinguir “al macho de la hembra”. Su conclusión: todas estas modas formaban parte de la conspiración napoleónica contra el género humano.