Adriana Lavat
se recupera de fibromialgia
Jessica Mendoza
Miércoles 20 de enero de 2010 a las 07:00
La actriz y ex esposa del futbolista Rafael Márquez tuvo que ser operada de un pie para detener la enfermedad que la tuvo nueve meses postrada en cama.

Adriana
La actriz estuvo postrada en su cama durante nueve meses. (Foto: Clasos.com)

La actriz y ex esposa del futbolista Rafael Márquez no tuvo tan buena Navidad, y es que se encuentra saliendo de la enfermedad de la fibromialgia, mal que adquirió desde hace más de un año y que la ha mantenido durante nueve meses postrada en cama.

"Fue todo un año horrible para mí, no sabía que tenía. Los médicos no daban al principio con la enfermedad, me daban medicina pero seguía mal, hasta que me detectaron que tengo fibromialgia que luego se convirtió en poliartritis lo cual ha hecho que me quede sin salir y sin poder trabajar", dijo la actriz a Quién.com

Y añadió: "Ahora estoy toda hinchada porque la cortisona (medicamento que le recetaron) ya está haciendo estragos y dejé a un lado las extensiones y me dejé el pelo cortitito".

Segura de sí misma por la fortaleza que le caracteriza, Adriana Lavat comentó que volvió a vivir, porque la experiencia por la que pasó la ha hecho valorar y amar más a la vida.

"La salud es lo más importante y mira que comencé con un dolor en un pie, luego la mandíbula, los dedos se me entumieron estaba como tullida, algo horrible, no podía sostener ni un cepillo de dientes. Es algo que no se lo deseo a nadie.

De hecho, me operaron el pie para calmar un poco el avance de la enfermedad y los dolores, que al principio iban a ser los dos pero sólo fue el izquierdo, es algo muy complicado de explicar pero confío en Dios que estaré bien por mí y por mis hijos".

Adriana Lavat tuvo que dejar de lado proyectos profesionales a la que la invitaron por su salud; sin embargo, ya sale a pasear, ya puede conducir y va a dejar a sus hijos al colegio. Aunque tiene dolores musculares, continúa en tratamiento y en breve comenzará con terapias físicas, puesto que ya puede valerse por sí misma.

¿Qué es la fibromialgia?

Es una afección común caracterizada por puntos de sensibilidad y dolor prolongados en todo el cuerpo en las articulaciones, los músculos, los tendones y otros tejidos blandos. Algunos de los problemas que comúnmente se asocian con la fibromialgia son fatiga, rigidez en las mañanas, problemas de sueño, dolores de cabeza, entumecimiento de manos y pies, depresión y ansiedad.

Según explica Roberto Marmolejo, editor de Salud y Nutrición de la revista Balance, la fibromialgia es un padecimiento de difícil diagnóstico y complicado manejo. "Estamos aprendiendo a detectarlo y tratarlo oportunamente", comentó.

adri
La ex esposa de Rafael Márquez tuvo que ser operada del pie izquierdo para que la enfermedad no avanzara. (Foto: Clasos.com)

En un texto para Quién.com, Roberto explica un poco más la enfermedad, sus complicaciones, los síntomas y los avances para tratarla:

Aurora tardó años en descubrir su enfermedad. Sentía una fatiga profunda, depresión y un intenso dolor en todo el cuerpo. Visitó médicos generales, internistas, ginecólogos y psiquiatras. Se realizó decenas de análisis y estudios. Le diagnosticaron artritis y hasta depresión. Incluso hubo quienes le dijeron que no tenía nada físico.

Los síntomas son comunes. Junto con los que ya mencionamos puede haber diarrea, estreñimiento, mareos, inflamación, migraña, insomnio, falta de memoria, dificultad para concentrarse y periodos menstruales dolorosos. Es más común en las mujeres, sobre todo durante la menopausia. Existen otros factores de riesgo, como los traumatismos, las infecciones graves, el estrés y las alteraciones emocionales.

"Los pacientes sufren una sensibilización del sistema nervioso central que propicia que el dolor se torne crónico", explica la Dra. Margarita Araujo, anestesióloga y experta en medicina del dolor del Centro Médico ABC.

Los reumatólogos, algólogos (expertos en dolor) e internistas son quienes deben hacer el diagnóstico y prescribir el medicamento indicado: pregabalina, un anticonvulsivo para el tratamiento del dolor neuropático (causado por el daño en los nervios), y duloxetina, un antidepresivo que también mostró efectividad para aliviar los síntomas físicos y emocionales.

La doctora Araujo recomienda completar el tratamiento con una terapia que le ayude al paciente a reconectar con la vida que dejó a mitad del camino. 

Sin embargo, es importante consultar a un médico para que él recomiende algún tratamiento a seguir.