Donan órganos
de Natasha Richardson
EFE
Jueves 26 de marzo de 2009 a las 10:38
La familia de la actriz decidió ayudar a otras personas que luchan por su vida y esperan algún trasplante.

Natasha Richardson
Natasha murió el miércoles de la semana pasada. (Foto: AP)
La familia de la actriz británica Natasha Richardson, quien falleció la semana pasada tras un accidente de esquí, donó sus órganos para ayudar a otros que luchan por su vida, informaron medios de prensa.

Richardson, de 45 años y ganadora de un premio teatral Tony, murió en un hospital de Nueva York el miércoles de la semana pasada, dos días después de caer y golpearse la cabeza durante una clase privada en el centro de esquí Mont Tremblant, de Canadá.

La actriz no utilizaba casco al momento del accidente.

El sitio de internet de la revista People, people.com, dijo que la familia de la actriz, incluido su esposo el actor irlandés Liam Neeson, pidió después de que fue desconectada del equipo que la mantenía con vida que sus órganos fueron donados a otros pacientes.

"Ella estuvo tanto tiempo luchando contra el estigma del sida, alguien como ella naturalmente donaría sus órganos. Al menos al donar sus órganos algo bueno puede salir de ello (la tragedia)", dijo un amigo de la familia citado por el sitio.

Cifras oficiales mostraban que para el 25 de marzo unas 101 mil 257 personas esperaban por un trasplante de órgano en Estados Unidos.

Unas 19 personas mueren por día esperando por un donante compatible.

En Estados Unidos, los donantes deben haber expresado durante su vida que querían entregar sus órganos.

Neeson y los hijos de la pareja, de 13 y 12 años, la madre de Richardson, la actriz Vanessa Redgrave, y su hermana, la también actriz Joely Richardson, se reunieron el domingo con amigos y familiares para un funeral en Millbrook, al norte del estado de Nueva York, donde la familia vivía.

Se esperaba que el actor regresara a la filmación en Toronto de su próxima película, un drama llamado Chloe, mientras los adolescentes volverían a la escuela secundaria, dijo la revista.