Los 10 peores errores de maquillaje

Es momento de aprender a maquillarte y dejar de aplicar mucho blush o no exfoliarte la piel. Estos son los 10 errores más comunes que cometemos al momento de pintarnos.
Es momento de aprender a maquillarte y dejar de aplicar mucho blush o no exfoliarte la piel. Estos son los 10 errores más comunes que cometemos al momento de pintarnos.
 Es momento de aprender a maquillarte y dejar de aplicar mucho blush o no exfoliarte la piel. Estos son los 10 errores más comunes que cometemos al momento de pintarnos.  (Foto: Especial jaimemakeup.com)

Muchas veces no te das cuenta del terrible error que cometiste con maquillaje hasta que te ves en fotos y te arrepientes de haberte pintado así. Para que no vuelva a pasarte, y siempre luzcas impecable en las fotos y en el día a día, te decimos los 10 errores en maquillaje más comunes y cómo arreglarlos.

1. Dormir con maquillaje: Lo más malo que puedes hacerle a tu piel, es dormir sin quitarte el maquillaje por la noche. Además de que al despertar tu almohada estará pintada de rímel y de maquillaje, ocasionarás que los poros de tu cara se tapen, causando acné y erupciones en la piel. Existen diversas maneras de limpiar tu cara antes de dormir, desde desmaquillantes en cremas o jabones, hasta toallitas que la limpiarán de manera rápida y efectiva. 2. Usar el tono equivocado de base: Si eres fanática del maquillaje, entonces seguramente habrás probado todo tipo de bases y maquillajes. Un error garrafal, es comprar una base que no vaya con el tono de tu piel y que en lugar de hacerla ver natural, como debe ser, hace que se vea más naranja. Para saber qué tono usar, aplica la base en el cuello. La base siempre debe tener el tono de tu cuerpo, si no, tu cara lucirá de un tono, y tu cuello de otro. Si usas mucha base para tapar imperfecciones, entonces también estás cometiendo un error. Opta por usar un corrector del tono de tu base y de tu piel, y no te pases en el tono de base. 3. No usar primer: Importantísimo: después de usar tu crema hidratante, y antes de aplicar la base de maquillaje, debes usar primer. El primer no solo hará que cualquier cosa que apliques en tu cara dure más, pero también hidrata y humecta la piel, ayudando a que el maquillaje, las sombras y hasta el lipstick que te pongas, luzca más. 4. Aplicar maquillaje en piel seca: Es horrible tener la piel seca, y aplicar maquillaje sin haberla hidratado es aún peor. Como ya hemos mencionado anteriormente, es importantísimo exfoliar la piel por lo menos una vez a la semana para que la piel no se reseque. Cuando no la exfolias ni usas cremas que humecten, la base que apliques a tu rostro no se mezclará con tu piel, y lucirá aún más seca.

5. Aplicar lipstick en labios resecos: Otro tremendo error, es tener los labios partidos y aún así pintarlos. Para que el color que te apliques dure y se vea bien, es importantísimo tener labios sanos. Al igual que exfolias tu piel, es importante exfoliar los labios, especialmente si vas a usar tonos mates, pues estos son los que harán notar más los labios partidos.


Usar el tono equivocado de base y de primer te hará lucir mal pintada.
 Usar el tono equivocado de base y de primer te hará lucir mal pintada.  (Foto: Especial thedcladies.com)

6. Usar el tono equivocado de corrector: El corrector es importantísimo para lucir impecable al momento de maquillarte. Al igual que con la base, el corrector no puede ser más oscuro que tu piel. Esto sólo hará que las bolsas debajo de los ojos y las ojeras se vean mucho más. Al momento de comprar un corrector, revisa que sea un tono durazno o naranja muy pastel. Este tono contrarresta los tonos azules y morados de las ojeras, haciéndolo ideal para taparlas. Recuerda que debes tener la piel hidratada para que el corrector haga su función. La piel de alrededor de los ojos es sumamente delicada, por eso hay que tratarla de manera diferente que el resto de la cara. 7. Usar mucho blush: No hay nada peor que una mujer con exceso de blush. Ya sea rosa, naranja o bronceado, tener mucho blush te hará lucir como payaso o como que estás enferma. Opta por comprar tonos que se vean naturales pero que le agreguen color a tu piel. Trata de no dejar líneas muy marcadas en los cachetes, pues esto también hará que el blush se va excesivo. 8. Pintar las cejas muy oscuras: Sí, Cara Delevingne las trajo de vuelta, pero eso no significa que debas pintarte las cejas de más. Si quieres que tus cejas se vean más oscuras y más gruesas, ten mucho cuidado al momento de elegir con qué pintarlas. Si tienes el pelo café, compra un lápiz para cejas un tono más claro que el color de tu pelo. Si eres pelirroja o güera, opta por un tono más oscuro (aunque no abuses y nunca uses un negro). Tener las cejas delineadas y bien cuidadas es definitivamente un must para resaltar la mirada, pero hay que tener cuidado y elegir los tonos correctamente. 9. Usar rímel contra agua todos los días: El rímel contra agua es una buena opción si estás en la playa o vas a ir a una boda y no quieres que las lágrimas corran todo el maquillaje. Ahora, usar rímel contra agua todos los días es un gran error. Los rímel contra agua tienen una fórmula especial, que hace que el rímel dure mucho y no se caiga con el agua. El problema es que esta misma fórmula también seca y afecta las pestañas. Además, quitarte el rímel contra agua es dificilísimo y tira las pestañas. Mientras menos lo uses, mejor. 10. No lavar tus brochas: Si no quieres tener acné, erupciones, bacterias o infecciones en la piel, DEBES lavar tus brochas. Si nunca lo has hecho, es momento de empezar. Lo único que necesitas es usar shampoo de bebé y enjuagarlas con agua, o usar un shampoo sin olor y no muy potente.


Lavar tus brochas es necesario para evitar infecciones, acné y bacteria en la piel.
 Lavar tus brochas es necesario para evitar infecciones, acné y bacteria en la piel.  (Foto: Especial lh5.googleusercontent.com)
Newsletter
Ahora ve
No te pierdas