Adelgaza y tonifica: los beneficios de hacer ejercicio en el frío

Te explicamos cuatro razones por las cuales es recomendable hacer ejercicio aun ante las inclemencias del clima.
Te explicamos cuatro razones por las cuales es recomendable hacer ejercicio aun ante las inclemencias del clima.
 Te explicamos cuatro razones por las cuales es recomendable hacer ejercicio aun ante las inclemencias del clima.

El termómetro marca 9ºC, la nariz está fría, no sientes los pies y las manos se resisten a salir de los bolsillos.Estas y otras cosas pueden ser la causa por la que en este invierno prefieras mejor quedarte en la cama, disfrutando de un buen café pero, sobre todo, hacer de lado el ejercicio pues las vacaciones decembrinas han llegado y con ellas las comidas siempre agradables a nuestros ojos… y estómago.

El catedrático de Fisiología del Ejercicio de la Universidad Europea de Madrid, Alejandro Lucía, explica en entrevista para El País que “el frío es una situación de estrés para el organismo porque desequilibra la temperatura corporal, y eso produce tiritona, tensión y contracción muscular, por lo que lo mejor es moverse para no sentir sus efectos”.

Sin importar las inclemencias del tiempo, el ejercicio debe ser primordial para estas fechas, por lo que en cuatro sencillos puntos, te explicamos los beneficios que te puede ofrecer.

1. El frío adelgaza


-
 -  (Foto: Getty Images)

La clave reside en la grasa marrón, una sustancia descubierta por primera vez en los adultos en el 2009 que aún encierra grandes misterios. Según un estudio de la Universidad de Sherbrooke en Québec, Canadá, la grasa parda -como también se le conoce- se activa con las bajas temperaturas.

“Realizar ejercicio con frío adelgaza porque se activa más el metabolismo y se quema una mayor cantidad de calorías”, explica Alejandro a El País.

De hecho, las clínicas de cirugía plástica aplican técnicas relacionadas en sus tratamientos.

2. Produce falso lifting


-
 -  (Foto: Getty Images)

La piel estirada y tersa que adquiere el rostro tras un paseo invernal esconde un secreto: “La piel es la encargada de mantener la temperatura corporal constante -mejor conocida como termoregulación-, de manera que, cuando bajan las temperaturas, los vasos sanguíneos se contraen. Esto hace que llegue menos sangre a la piel y disminuya el aporte de nutrientes y oxígeno, lo que produce una sensación de estiramiento o piel tersa”, explica el doctor y dermatólogo, Eduardo López Bran, jefe del Servicio de Dermatología en el Hospital San Carlos en Madrid, España.

Se trata de un efecto momentáneo, pues según advierte el dermatólogo, si se prolonga mucho la exposición de la piel al frío puede producirse una alteración estética en la piel conocida como cuperosis, que es la acumulación de arañas vasculares sobre un fondo rojo.

3. Desinflama


-
 -  (Foto: Getty Images)

¿Has visto cuando en un partido de futbol un jugador se lastima y lo primero que le aplican es hielo? Pues lo mismo sucede con el ejercicio y el frío. Aplicar frío local cuando tuviste un golpe, contusión o esguince, previene la inflamación porque contrae los vasos sanguíneos, lo cual evita que la sangre se salga por las paredes de las venas y se acumule en los tejidos. Este efecto positivo también sucede con las personas que sufren de una mala circulación y piernas hinchadas, un problema que se acentúa más en verano con el calor, pero que en invierno mejora. 4. Tonifica


-
 -  (Foto: Getty Images)

Una vez más el binomio de frío más ejercicio físico consigue efectos positivos: “Por una parte, el frío contrae los vasos sanguíneos, y por otra el ejercicio favorece la circulación, el resultado es una buena toxicidad de los músculos”, explica Alejandro Lucía. Dos actividades recomendables son caminar a un ritmo rápido y correr con ropa adecuada que te permita transpirar y al mismo tiempo te abrigue. Además es importante realizar un precalentamiento de 15 minutos con estiramientos para evitar posibles lesiones, ya que los músculos tardan más en calentar con el frío.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas